La mujer que lidera empoderando a otras mujeres

 Cecilia Nunes está al frente de Tupperware. Para ella, la clave en la empresa y en el hogar está en dar confianza, guiar y valorar.

Cecilia Nunes es la cabeza máxima de Tupperware para Colombia y Ecuador, multinacional que produce plásticos herméticos para la cocina. / Óscar Pérez – El Espectador

¿Cómo lidera a la multinacional Tupperware?

Liderar una compañía de tantos años en el mundo, a pesar de que en Colombia son sólo 25, es una oportunidad maravillosa que Dios me puso en la vida, y ha sido extraordinaria porque ha estado basada en el liderazgo que tiene Tupperware a nivel mundial, y eso es empoderar a la mujer, que si bien a veces se ve como un cliché, como una frase común, es verdad, porque nuestra fuerza de venta es mayoritariamente mujeres, el 95 %, y esta organización con su filosofía nos ha preparado y ayudado para enseñar y capacitar, además de valorar esas cualidades que tenemos las mujeres. Yo soy una muestra de ello. Comencé hace 35 años en esta empresa y aquí me he formado. Un líder tiene habilidades. Lo segundo es que necesita mentores que lo lleven a un objetivo y lo tercero es estar en una compañía que te permite desarrollar esa habilidad para guiar a otros a alcanzar sueños que antes no habían imaginado.

¿Todo buen líder es buen vendedor?

Sí. Más allá del producto que representa o de la empresa que representa, se trata de ser vendedor de lo que crees, de hasta dónde puede llegar la persona y de las capacidades que puede desarrollar donde esté. Debes saber vender eso, ser un ejemplo, claro, con las habilidades que Dios te ha dado.

¿Cómo se debe formar un líder? Usted que es contadora…

El líder debe prepararse. Estoy convencida de ello. A pesar de que creo que uno tiene habilidades innatas, debes leer, debes estar capacitado de manera general, porque te vas a encontrar, como líder, con muchas personas que te van a cuestionar o que te van a indagar por distintos aspectos. No vas a ser el experto en todo, pero sí debes conocer muchas cosas de la vida, y un buen libro siempre te va a dar enseñanzas para aplicar en tu trabajo como líder.

¿Cómo logra el éxito personal y profesional al tiempo?

Eso ha sido un reto, lo tengo que confesar, hay que saber equilibrar. En la vida personal eres un líder, eres la persona que tu familia admira, eres el que quieren seguir, el ejemplo para tus hijos, eres un apoyo fundamental para tu pareja, entonces es una labor diaria el sentir y ver qué estás haciendo fuera de la casa, pero también dentro. No puedes ser luz en la calle y oscuridad en tu hogar, como dicen por ahí, debes ser luz en ambos sitios, debes saber equilibrar. El tiempo de calidad sí existe, el de poder valorar cada minuto que pasas con los tuyos, que siempre estés para cuando te necesitan tus familiares o tus empleados.

Estuvo liderando la operación en otros países. ¿Qué aprendió allí?

Muchísimo. Poder conocer culturas de Centroamérica, la gente de Ecuador, de Perú, ahora la gente de Colombia y por supuesto la gente de mi país natal, Venezuela, me ayudó con aquello de que no todos los seres humanos somos iguales y que todas las culturas son iguales. Lo hemos leído, pero vivirlo es extraordinario. Todas estas son mujeres distintas, a todas nos une el mismo deseo de crecer y ayudar a otros, de desarrollarnos como personas, pero nos manejamos de manera diferente, y eso me enriqueció.

¿Cómo ejerce el liderazgo consciente?

En haber trabajado en países donde el machismo es muy fuerte, cada vez menos, afortunadamente, donde también me he encontrado con hombres maravillosos que me han hecho ver cómo practican el respeto hacia la mujer, en valorar su trabajo dentro de la comunidad y la familia, pues está la clave. Mi trabajo ha sido ese: darles confianza, apartando la modestia, siendo el ejemplo de lo que se puede llegar a ser, de que te puedes desarrollar preparándote, dejándote guiar, respetando a la comunidad que te rodea, que eres una mujer valiosa, consciente, que puedes crecer. Es una labor conjunta de apoyo entre nosotros como compañía, pero también con las mujeres que aportan conocimientos para llegar a donde queremos.

¿Cuáles son sus consejos para liderar?

La palabra que me ha acompañado siempre ha sido persistencia, seguida por consistencia. Cuando te propones algo, cuando quieres alcanzar un objetivo, basta con que te lo propongas y aparecen los mil obstáculos, pero si persistes en tu objetivo, el que quieres alcanzar, y a la vez eres consistente con tus valores, con lo que te enseñaron, sabes qué debes hacer, entonces no vas a desfallecer. Puede haber un día en el que no te quieres levantar de tu cama, que no quieras salir, que el mundo se cae encima, pero si tienes consistencia, no vas a caer, vas a poder seguir adelante. Unos lo logran muy rápido, otros lo logran más lento, pero siempre vas a salir adelante si eres persistente y consistente.

FUENTE:EL ESPECTADOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *